El consumo de pescado protege ante los desórdenes mentales

Ya sabemos por estudios previos que el pescado es una excelente fuente de ácidos grasos omega- 3, considerados esenciales para el organismo, y que éstos ácidos grasos son aliados de la salud cardíaca.

Esta vez, un estudio realizado en la Universidad de Navarra señala que consumir pescado, aunque sea de forma moderada, reduce las probabilidades de sufrir desórdenes neuropsiquiátricos en más de un 30%.

Los ácidos grasos omega-3 forman parte del sistema nervioso central del ser humano y están involucrados en la comunicación interneuronal y en el impulso nervioso. Esta sería la razón de la asociación inversa descubierta entre el consumo moderado de pescado y el riesgo de padecer trastornos mentales.

Sin embrago, durante la investigación también se pudo comprobar que un consumo muy alto de pescado aumenta el riesgo de padecer depresión, esto podría deberse al mercurio contenido en la carne de pescado que en exceso, puede ser causante de daño neurológico.

Si bien el hallazgo de este primer estudio requiere una confirmación posterior y más investigaciones que avalen la relación encontrada. El descubrimiento podría ser una buena herramienta para estimular la ingesta de pescado y con ésta, incrementar el aporte de omega-3 a través de nuestra alimentación.

Los omega-3, al ser esenciales, sólo los podemos adquirir de los alimentos debido a que no se sintetizan en nuestro organismo, y es importante cubrir dicho aporte para poder gozar de los beneficios que éstos ácidos grasos brindan a nuestra salud, entre ellos, protección ante enfermedades coronarias y cardiovasculares y quizá, también contra enfermedades mentales como depresión, ansiedad, trastornos bipolares, entre otros.

Beneficios de la comida del mar

Deja un comentario