Huachinangos

Los recursos que viven en los fondos oceánicos reciben el nombre de “demersales”, pueden habitar dos regiones fundamentales: las rocosas y las arenosas, lo cual hace que en los organismos se presenten cambios notorios tanto en su forma, como en sus funciones y comportamiento.

En los fondos rocosos, ricos en anfractuosidades y vegetación que representan un magnifico refugio a profundidades entre los 15 y los 200 metros, vive una gran diversidad de peces que forman parte de las pesquerías de fondo; entre ellos se pueden señalar: los huachinangos, los meros y las cabrillas.

Los Huachinangos pertenecen a la familia Lutjanidae que comprende peces conocidos también como “pargos”, son organismos demersales exclusivamente marinos que, ocasionalmente, llegan a las aguas someras de lagunas costeras; se encuentran formando parte de la fauna arrecifal de los fondos rocosos hasta los límites de la plataforma continental. Su cuerpo es moderadamente comprimido, tienen la porción dorsal elevada, la cabeza alargada con hocico en punta, boca amplia y dientes puntiagudos que se encuentran implantados en las mandíbulas, paladar y lengua. Las aletas son amplias y se presenta solamente una dorsal que tiene en su parte anterior espinas fuertes y agudas. Entre los radios de esta aleta y la anal hay pequeñas escamas.

El cuerpo es de color rojo intenso en el Huachinango del Atlántico y rojo negruzco en el del Pacífico, está cubierto de escamas grandes y firmes. Estos peces frecuentan aguas de temperatura elevada durante un largo periodo del año, siendo el frío un factor limitante en la distribución de las especies que emigran cuando la temperatura desciende.

os pargos son carnívoros voraces, con el intestino corto y cuyo principal alimento son crustáceos y peces pequeños que se encuentran en fondos rocosos, coralinos o de materiales gruesos, en aguas tropicales.

La época de reproducción se presenta en los meses de verano y otoño, desovando entre julio y octubre; la puesta se realiza en aguas profundas, donde las formas juveniles permanecen hasta alcanzar su desarrollo adulto, con una talla de 40 a 50 centímetros y un peso aproximado de 5 kilogramos. En algunos lugares las formas juveniles del Huachinango se localizan sobre fondos arenosos o fangosos y ocasionalmente pueden penetrar a los ríos y lagunas litorales.

El hachinango es una especie de gran aceptación en el mercado internacional por lo blanco de su carne y por su sabor; es más apreciado el del Atlántico, por su calidad y alcanza mejores cotizaciones. En mayor proporción se consumen frescos y congelados, ya sea enteros, rebanados o fileteados; su piel se aprovecha para curtirla y fabricar guantes para jugar golf. Los principales países que los capturan son México, Estados Unidos, Cuba, Brasil, Colombia, Perú, Dominicana, Bahamas y Barbados.

Pescados

Deja un comentario